NEYBA.– El Gobierno del presidente Luis Abinader debe asumir un papel
de vanguardia en el reclamo de que la comunidad internacional active
sus mecanismos de atención a la vecina República de Haití, tal como
sucedió cuando el terremoto del 2010, a juicio del ex diputado Rafael
Méndez.

El ex legislador, quien fuera presidente de la Comisión de Frontera
de la Cámara de Diputados, recordó que el gobierno reclamó a las
Naciones Unidas que permitiera la participación de la República
Dominicana en las reuniones donde se tratará la situación haitiana por
la muerte del presidente Juvenal Moisés.

“Con más justa y legítima razón entendemos que en el caso del reciente
terremoto y de los daños provocados por la tormenta Grace, nuestras
autoridades deberían actuar con mayor presteza frente a la comunidad
internacional para que agilice el apoyo a la hermana Nación”, apuntó.

Empero, Mendez criticó el hecho de que “a pesar de que el tema
haitiano debe considerarse prioridad nacional, llama poderosamente la
atención que la agravada situación del vecino país y la histórica
problemática de la frontera, haya estado ausente en el discurso de
rendición de cuentas del Mandatario con motivo del primer año de su
gestión gubernativa”, subrayó.