Un ataque de ransomware ha provocado retrasos y cortes en Steamship Authority, el mayor servicio de transbordadores de Massachusetts, y ha interrumpido los transportes en ferry entre la parte continental de Estados Unidos y las islas Martha’s Vineyard y Nantucket.

El siniestro tuvo lugar el miércoles último, según una serie de tuits publicados en la cuenta oficial de Twitter de la compañía.

Steamship Authority informó que el incidente alteró sus sistemas informáticos en tierra y que los barcos no están afectados.

“No hay impacto en la seguridad de las operaciones de los buques, ya que el problema no afecta a la funcionalidad del radar o del GPS”, dijo un portavoz de Steamship Authority.

La compañía ha pedido a los viajeros que vengan preparados con dinero en efectivo a mano, ya que “la disponibilidad de los sistemas de tarjetas de crédito para procesar los billetes de vehículos y pasajeros, así como las tarifas de aparcamiento, es limitada.”

La interrupción causada por el ataque de hoy se produce sólo dos días después de que un ataque de ransomware a la empresa brasileña JBS haya interrumpido la producción de carne en toda Australia y Estados Unidos.

El incidente también se produce semanas después de que otro ataque de ransomware paralizara un oleoducto de combustible crucial que abastecía a la mayor parte de la costa este de Estados Unidos.

Tanto el incidente de JBS como el de Colonial Pipeline han causado importantes problemas en EE.UU. e incluso se han incluido en las sesiones informativas diarias sobre seguridad nacional de la Casa Blanca, lo que subraya la creciente amenaza de las bandas de ransomware en los últimos tiempos.

Con información de: Info Security Magazine.